2/4/13

Aplicaciones alternativas para la tinta electrónica





Desde la aparición del Ipad y posteriormente de las tabletas Android, parece que la mayoría de usuarios que leen libros electrónicos se están decantando por hacerlo en ellas en vez de en lectores dedicados de tinta electrónica electroforética. Aunque es cierto que, desde un punto de vista exclusivo de lectura, el e-reader presenta ventajas importantes (no cansa la vista, duración de batería inmensamente mayor, sin efectos de refresco ni vibración de imagen, puede leerse a pleno sol, etc) su crecimiento se ha visto frenado por el auge de las tabletas retroiluminadas por las siguientes razones:
 
·        Las tabletas permiten hacer otras muchas cosas aparte de leer.
·       Los fabricantes de e-readers no han sabido interpretar el mercado y han mantenido unos precios que, proporcionalmente a las prestaciones, son elevadísimos. Como se comentaba en esta entrada el precio máximo de un e-reader no debería sobrepasar los 40 euros para resultar atractivo y competitivo. La responsabilidad de Amazon es importante en este asunto al haber mantenido una posición de liderazgo con su Kindle y marcado la línea de precios, pero los demás fabricantes han seguido la misma estrategia.
·       No se ha logrado encontrar un método que proporcione color. Aunque existen e-readers en color, todos ellos se basan en añadir filtros al sustrato monocromático de tinta electrónica, filtros que reducen el brillo y el contraste con lo que el resultado final es una imagen tenue, desvaída, poco atractiva.
·       Tampoco se ha encontrado una técnica que permita un refresco rápido con lo que el añadido de vídeos o animaciones queda severamente constreñido (lo cual, por ejemplo, es muy importante en libros enriquecidos)
·       Todas las tecnologías de tinta electrónica que estaban en desarrollo hace unos pocos años han fracasado o bien técnicamente (no acaban de pasar del prototipo al equipo industrializado y en  mi opinión ya han perdido el tren) o bien comercialmente por falta de promoción o distribución adecuada.
·       Ha habido una concentración excesiva en la fabricación de las pantallas monocromáticas en muy pocos productores (por ejemplo, en la firma E-Ink que suministra a Amazon y Barnes & Noble), algo que nunca es bueno para la innovación y el desarrollo tecnológico.
 
El mercado se ha reducido súbitamente de manera importante y las previsiones no cesan de empeorar. Los estudios más recientes señalan que este año pueden venderse 10 tabletas por cada lector de tinta electrónica, una proporción que no predice nada bueno.
 
¿Ha muerto, entonces, la técnica de la tinta electrónica?
 
No, necesariamente. Siendo cierto que su aplicación a la lectura de libros se va a reducir, la industria está buscando nuevas aplicaciones alternativas. Además, los crecimientos del negocio en los años pasados han sido tan enormes que las compañías que se dedican a ello tienen aún gran fortaleza para afrontar el futuro y dedicar recursos a nuevos avances.
 
Así, por ejemplo, los fabricantes están promocionando la tinta electrónica en visualizadores que nada tienen que ver con la literatura. Entre estos podemos destacar los carteles publicitarios en los que la visibilidad bajo luz solar es muy importante, equipos destinados a la enseñanza, relojes digitales, teléfonos móviles, visualizadores de electrodomésticos, cámaras fotográficas, etc.
 
Algunos ejemplos:
 
-       Reloj digital de pulsera. En la reciente feria de Las Vegas se presentó, por ejemplo, el CST01 con un espesor de solamente 0.8 mm, duración de batería de un mes y recarga en sólo 10 minutos.
 
 
-        Cámara fotográfica:
 
 
 
-   Sistemas de paso por peajes
 
 
-        Central meteorológica
 
 
 
-    Visualizadores para vehículos
 
 
-        Electrodomésticos
 
 
 
 
-   Visualizadores industriales o domésticos.
 
 
 
 
-        Lector electrónico flexible.
 
 
 
-    Herramientas
 
 
 
 
 
 
-       Teléfono móvil, en este caso el Yota Phone que tiene dos pantallas, una convencional retroiluminada LCD para las funciones avanzadas que se activa sólo cuando es preciso y otra de tinta electrónica que permite aumentar la duración de la batería muy significativamente. Incluso, Apple está experimentando con un modelo que use tinta electrónica.
 
 
    - Tarjetas de crédito o de acceso.
 
 
    - Memorias USB con visualizador programable:
 
 
 
(Nota: Algunas de las fotografías pertenecen al sitio web de la firma E-ink.)