13/1/11

Algo tienes



Creo que te invitarán pronto a alguna sociedad gastronómica o a un congreso de chefs de altura, de esos que cogen dos mandarinas y un trozo de puerro y crean un panaché desestructurado que da para escribir varias crónicas en las revistas especializadas del gremio. Porque algo tienes para hacer que las tapas, las cazuelitas de champiñones o los risottos con chipirón sepan a gloria. Es merendar cualquier cosita contigo, en un bar cualquiera, sentados en una mesa que cojea de dos patas para que, de pronto, el establecimiento merezca las tres estrellas Michelín, para que la decoración sea inmejorable y para que la sensación de bienestar inunde la atmósfera. Algo tienes, sí.