22/4/09

Screen

Screen - es un fichero de vídeo de 130 megas. Se necesita bastante tiempo para descargarlo) de Noah Wardrip-Fruin, Andrew McClain, Shawn Greenlee, Robert Coover, y Josh Carroll, es una aplicación interactiva que se desarrolla en The Cave (la cueva), una instalación electrónica de la Brown University (http://www.cascv.brown.edu/ ). Se trata de un cuarto cerrado en donde se proyectan imágenes de textos en movimiento. Puede decirse que es una especie de holosala simplificada ( pueden leerse aspectos técnicos del concepto de holosala aquí y aquí) en la que en vez de recrearse un paisaje real, se proyectan únicamente textos. Si el usuario que se introduce en ella lleva puestas unas gafas de visión 3D puede ver los textos viajando a su alrededor, interaccionar con ellos, a la vez que escucha ciertas frases, convirtiendo la acción en una experiencia sensorial única.

Sin duda, una vivencia artística que se recuerda para siempre. Ahora bien, ¿se recuerda como literatura? Esto ya es más discutible porque, ante todo, es una sensación visual, circense (sin sentido peyorativo alguno). La tecnología puesta en juego es notable y admirable pero, tratándose de una experiencia que pretende ser eminentemente literaria, habría sido necesario buscar más la calidad, valga la redundancia, literaria. Es decir, que no fuese casi igual que volaran en torno a nosotros palabras o gráficos. Que no diera igual el qué se dice o el qué se lee.