16/4/09

Al sur de la frontera, al oeste del sol

Al sur de la frontera, al oeste del sol ( Maxi Tusquest, última edición 2009) de Haruki Murakami es una novela intimista, de sentimientos, de búsqueda de amores ideales ; de la lucha interna entre la realidad tibia y ordenada y la pasión desenfrenada que todos necesitamos. Muy en la línea de otras novelas del japonés.

He leído críticas mordaces sobre esta obra, negándole cualquier valor y cualquier singularidad. No es mi opinión. La narración tiene pasajes muy bellos, líricos, y hay páginas plenas de pensamientos profundos y cercanos a cualquier lector. No es preciso contar historias extrañas ni oníricas para ser original. También hay singularidad en la cotidianeidad de la insatisfacción en la vida, en la añoranza del amor que pudo ser y no fue, en la melancolía y la nostalgia del pasado y de un futuro deseado. El estilo es limpio, poético sin estridencias, crudo a veces y exquisito en otras, lleno de guiños al lector. Murakami describe muy acertadamente la situación de duda, de inestabilidad por la que todos pasamos en un momento u otro de la vida. Esa sensación de estar perdiendo nuestro tiempo, la necesidad de una catarsis que nos transfigure en otro ser, en otro estilo de vida, en otra forma de amar.

En este historia, el inicio es mucho mejor que el final. Da la impresión que Murakami no sabe cómo terminar. La aparición de Izumi al final es forzada, la escena de sexo aburre de lo larga que es, la catalepsia de la protagonista parece sobrar y la desaparición de Shimamoto sólo sirve para devolver a Hajime a la realidad y acabar la novela, pero podía haberse sacado mucho más jugo de la trama y el climax al que había logrado llegar en las páginas anteriores.

Es cierto, también, que Murakami se repite en la caracterización de personajes y en las tramas respecto a otras novelas suyas, y es legítimo criticarlo cuando se habla del conjunto de su obra. Pero analizando esta única novela – pongamos, por ejemplo, la primera que un lector lee de este escritor- hay muchos elementos de gran valía.