22/11/17

Papel que habla




El  Institute for Print and Media Technology (pmTUC) de la Universidad de Chemnitz viene perfeccionando desde el año 2015 un "papel que habla". Se trata de una tecnología que permite depositar polímeros invisibles a simple vista sobre el papel. Estos polímeros pueden vibrar en frecuencias audibles lo que abre la puerta a grabar voz o sonidos en cada página y realizar una especie de audiolibro o de libro en que haya una explicación oral adicional a lo escrito o mostrado en fotografías. Es posible imprimir normalmente sobre la capa electrónica polimérica.






21/11/17

Watch Dogs WeareData



Watch Dogs WeareData fue un programa para publicitar el juego Watch Dogs. Era una aplicación narrativa desarrollada por Ubisoft en el 2013 que mostraba en pantalla todos los datos públicos de vigilancia y control que existen en una ciudad, por ejemplo, en las diferentes versiones del juego, Chicago, Berlín o Londres. A la vez que se desarrolla la historia y la acción, el programa mostraba la situación de las calles, los semáforos, los puntos Wi-Fi, las antenas telefónicas, de dónde se estaban enviando tuits en ese instante, cuándo cargaba una foto en una red social, si había bicicletas disponibles en cierta calle,  las cámaras de seguridad, o el uso de Facebook.  Y todo ello en tiempo real. Un auténtico Gran Hermano que dotaba a la aplicación de un gran interés.

Más información en este enlace.









18/11/17

¿Que si me acuerdo de tí?



Una hermosa aria para concierto de Mozart. Compuesta en 1786, está escrita para soprano, piano obligado y orquesta. Número 505 del catálogo Köchel.


¿Que si me acuerdo de ti?

¿Que me entregue puedes aconsejarme?
¿Y qué más puedo yo querer en esta vida?
¡Ah no! Sería ese vivir mío aun peor que la muerte .
Que venga la muerte, la espero valientemente.
Pero, ¿cómo puedo yo esperar quemarme en otra llama,
prodigar mis afectos en otra?
¡Ah, de dolor muero!

No temas, mi bien amado,
tuyo siempre mi corazón será.
No puedo aguantar más tantas penas,
mi alma me falta.
¿Tú suspiras? ¡Oh dolor funesto!
¡Piensa al menos qué instante es este!
No puedo, ¡oh Dios!, expresarme.
Estrellas bárbaras, estrellas impías,
¿por qué tanto rigor?
Almas bellas, que contempláis
mis penas en este momento,
decid si hay peor tormento
que pueda sufrir un fiel corazón




Ch'io mi scordi di te?

Che a lui mi doni puoi consigliarmi?
E puoi voler che in vita?
Ah no! Sarebbe il viver mio di morte assai peggior.
Venga la morte, intrepida l'attendo.
Ma, ch'io possa struggermi ad altra face,
ad altr'oggetto donar gl'affeti miei, come tentarlo?
Ah, di dolor morrei!

Non temer, amato bene,
per te sempre il cor sarà.
Più non reggo a tante pene,
l’alma mia mancando va.
Tu sospiri? O duol funesto!
Pensa almen, che istante è questo!
Non mi posso, oh Dio! spiegar.
Stelle barbare, stelle spietate,
perchè mai tanto rigor?
Alme belle, che vedete
le mie pene in tal momento,
dite voi s’egual tormento
può soffrir un fido cor?









16/11/17

Digital Fiction Writing Competition





El próximo año tendrá lugar una nueva edición de la Digital Fiction Writing Competition, organizada por Wonderbox Publishing y la Universidad de Bangor en Gales.

En este momento queda abierto el plazo para presentar obras de literatura digital, plazo que permanecerá activo hasta el 15 de febrero del próximo año. Está previsto proclamar los ganadores el 31 de julio del 2018.

No hay limitación en la forma de programar, pudiéndose usar HTML, Flash, Twine, Youtube, Twitter, Inform o cualquier otro sistema. 

Hay 5 premios: El de los jueces, el del público, a la mejor obra en galés, a una obra creada por un estudiante y a la mejor obra para niños.

Para enviar un trabajo, acúdase a este enlace.


15/11/17

Congreso Literaturas de lo contemporáneo





Entre los próximos 20 y 24 de este mes se celebra el congreso Literaturas de lo contemporáneo. Ecuador y América Latina: Lecturas y recorridos , en Cuenca, Ecuador.

Entre otros temas, se pasará revista a:

Historia, política y literaturas: la construcción del canon
El campo editorial: difusión y edición de textos 
Estudios literarios: teorías y críticas, época contemporánea 
Literaturas digitales e interconexión con otros lenguajes
Lengua y literatura: sus pedagogía y didácticas
Literaturas andinas en el siglo XXI
Nuevos paradigmas lingüísticos: conexiones entre lengua y literatura

Habrá conferencias, talleres y paneles.

Más información aquí.



Input Pictura Poesis




Mañana y pasado tendrá lugar el evento Input Pictura Poesis en el que se analizará la relación entre la fotografía y la literatura digitales. Enrico Agostini Marchese, Pascal Krajewski, Anaïs Gilet y Servanne Monjour, entre otros, disertarán sobre cómo la fotografía numérica usada en obras de literatura digital ayuda a conformar mejor la realidad actual. Tendrá lugar en la Universidad de Lyon.

Más información en este enlace.


14/11/17

Kafgenstein




Kafgenstein es una aplicación de la librería RiTa para generar textos con la aplicación de las cadenas de Markov. En este caso, se parte de dos textos, uno de Wittgenstein y otro de Kafka, los cuales son analizados por la rutina a fin de generar las relaciones probabilistas para, después, generar nuevo texto basado en esas probabilidades. El resultado es un texto "verosímil" que, a primera vista, parece bien escrito y con un estilo mezcla de ambos escritores.

El código fuente (que puede verse en el enlace superior de la pantalla una vez lanzada la aplicación) es relativamente simple mediante el uso de RITa

Puede experimentarse con Kafgenstein en este enlace.


12/11/17

Cita en Revista Científica




El artículo Producción de contenidos transmedia, una estrategia innovadora publicado en la Revista Científica, analiza el estado del arte de la transmedia y su aplicación en diferentes escenarios. Habla de los procedimientos y técnicas existentes, la teoría desarrollada al respecto, las tendencias de cara al futuro y se  estudian diversos casos prácticos.

Agradezco que los autores, Claudia Esperanza Saavedra-Bautista, William Oswaldo Cuervo-Gómez e Iván Darío Mejía-Ortega, citen un artículo mío de Biblumliteraria.

El artículo puede descargarse desde este enlace.


11/11/17

La Crosley Rocket




El Glasgow Bar se encontraba justo a medio camino entre la oficina y su casa. Se trataba de un local propio de solitarios, de gentes que querían emborracharse sin meterse con nadie más que con sí mismos, o de personas que, como él, deseaban retrasar cada día el retorno a su hogar, a un hogar que no lo sentían como tal. 

Aunque disponía de una agradable terraza junto a los alisos que asomaban por los alcorques, la mayoría de los clientes preferían la intimidad de su interior, decorado con un estilo irlandés y trasnochado, las copas colgando boca debajo de un raíl que corría a lo largo de la barra, un abigarrado mostrador de madera decorado con textos celtas, unas cuantas sillas altas de escay, diez o doce mesas uniformemente distribuidas por la planta cuadrada del local, un par de percheros decimonónicos y una gran máquina de vinilos. Las paredes estaban llenas de fotos antiguas, todas en blanco y negro. La luz, amarilla, algo tenue, se convertía en cómplice de todos los que no deseaban llamar la atención.

Otra tarde más, como había hecho en los últimos dos años, Ricardo entró en el Glasgow y se sentó en una de las sillas altas junto a la barra. Saludó con un guiño al camarero y le pidió lo de siempre, una copa de  brandy. El licor le daba para permanecer una hora mientras acumulaba el valor que cada día precisaba para entrar en una casa en donde no quería estar y de donde salía a la mañana siguiente sin la necesaria ración de cariños y caricias que todos necesitamos.

Utilizaba lo que daba de sí la copa ancha de Duque de Alba en mirar distraídamente a sus colegas de desahogo. Casi nunca hablaban entre ellos, si no era para disculparse o pedir paso. Entrometerse en las nostalgias solitarias y ajenas hubiera sido considerado de muy mal gusto en aquel establecimiento. En las  pocas veces en que entraban un grupo de amigos o alguna pareja, todos los parroquianos se encargaban de mostrarles que no eran bienvenidos bien fuera con miradas de mala leche cada vez que una voz sonaba más alta que un susurro, o bien aumentando el volumen de la jukebox Crosley Rocket

La Crosley era una pieza de museo, con un sonido ruidoso y una colección de discos nunca actualizada, pero absolutamente inseparable del ambiente del Glasgow. Funcionaba casi sin parar. Como si de un ritual se tratara, los clientes se acercaban a ella, con cierta reverencia, dedicaban un minuto a seleccionar la canción, depositaban la moneda y observaban con admiración cómo se ponía en marcha el mecanismo de bielas y manivelas que  sacaba el disco de su ranura, lo hacía girar en un arabesco extraño bajo la cubierta de plexiglás y lo colocaba justo debajo de la aguja del giradiscos. Nadie protestaba nunca por la elección. Todos escuchaban la música de los otros con un respeto que provenía de la conciencia de que no eran simples canciones sino el recuerdo de momentos que todos aquellos perdedores valoraban más que nada.

Se fijó en ella el primer día que entró al bar. Era elegante, entre cincuenta y cincuenta y cinco bien llevados, vestía un pantalón gris con la raya muy marcada, zapatos abiertos de medio tacón que dejaban a la vista unos pies deliciosos, una chaqueta  jaspeada y un pañuelo alrededor del cuello. Se sentó en una mesa no lejos del ventanal principal, pidió un capuccino y un licor de hierbas, abrió un libro y no levantó la mirada de él durante la más de media hora que permaneció en el local. Uno nunca sabe qué le hace sentirse atraído por alguien pero lo cierto es que aquella noche le vino a la cabeza el recuerdo de la mujer y que, al día siguiente, en el trabajo, se preguntó si habría sido una visita casual o no.

Supo que sería una cliente habitual por la tarde. Ella entró a la misma hora, ocupó una mesa, pidió la misma consumición y continuó con el libro que parecía sesudo. Ricardo se pasó la hora de su brandy mirándola de reojo. No era un asunto sexual aunque la mujer fuese atractiva. Sobre todo, era curiosidad. ¿Por qué estaría allá? ¿No tenía a nadie? ¿O, como él, no quería estar en otro lugar? ¿Por qué había aparecido de pronto? ¿Qué coño leía con tanto interés? ¿Estaría mirándole a él, o a otro, de reojo como él mismo hacía? 

Era consciente que lo que más le atraía era el proceso de explorar, de intuir, de hacer cábalas. Como casi siempre, lo desconocido, lo inexplorado, es mejor que lo conocido.

Dejó pasar un mes hasta que supo que la persistencia de aquella mujer- que para entonces ya había cambiado varias veces de atuendo, de libro y de zapatos, pero no de consumición ni horario- en su memoria comenzaba a ser más intensa de lo que correspondía a una simple colega del alcohol. Y, como siempre ocurre en estas ocasiones, comenzó a divagar y enredarse sobre cómo podría ser el futuro, a caer en el cuento de la lechera y a ilusionarse con algo que no existía. 

Pasaron por sus manos otras treinta copas de Duque de Alba hasta que se acercó a la Crosley Rocket decidido a saber más. Dedicó un par de minutos a leer los títulos disponibles y, por fin, depositó los dos euros. Se escuchó la voz rota de Rod Stewart  y confío en que ella podría comprender la letra en inglés.


When I need you
I just close my eyes and I'm with you
And all that I so want to give you
It's only a heart beat away


Supo que sí, que la mujer entendía el inglés, porque le vio levantar la vista, dejarla suspendida por unos segundos en la máquina de los discos y volver a centrarse en la lectura. En esos breves instantes, pudo observar sus ojos que le parecieron especialmente hermosos, cierta melancolía en su expresión, una pequeña mueca de sonrisa en sus labios - finos y pintados de borgoña- que le hicieron pensar que la canción le recordaba algo bello. Probablemente no se había ni fijado en él, pero la semilla estaba plantada. Y aquella noche volvió a despertarse y a construir castillos en el aire.

No fue un plan premeditado ni una estrategia de asalto calculada. Simplemente, tuvo ganas de escuchar la canción cada día en la Crosley. Algunos días, al inicio, ella pareció indiferente. Pero, a las dos o tres semanas, ella ya no sólo levantaba la vista sino que la fijaba en él. Y él se la mantenía. Y ambos, desconocidos el uno para el otro, jugaban a fingir. Hubiera sido desconsiderado abordarla directamente. Esas cosas no ocurrían en el Glasgow.

No lo había previsto por lo que se quedó atónito e inmóvil cuando una tarde fue ella la que se levantó. Dejó el libro sobre la mesa con un movimiento lento y caminó hacia la máquina. Como él había hecho semanas antes, dedicó varios minutos a leer los títulos y por fin depositó las monedas. La música no era la que la concurrencia esperaba, nada de baladas lentas. Era mucho más rítmica, casi un rap, y algunos parecieron molestarse. Tras unos segundos de asombro, Ricardo escuchó: 


It's a pity, you already have a wife
And me done have a man inna mi life
Rude boy, it is a pity
I say, it is a pity, you already have yuh wife
And me have a one man inna mi life
Rude boy, it is a pity

Pidió otro brandy y alargó su presencia en el bar hasta que ella, sin mirarle, salió. Haciéndose el despistado, se acercó a la jukebox como si fuera a echar más monedas. El disco que ella había elegido estaba todavía entre las garras del manipulador. La cantante era Tanya Stephens. Jamás había escuchado nada de ella. Pagó, y se dirigió a su casa.

Conectó el ordenador y buscó en Google.

It's a pity, you already have a wife
and me done have a man inna mi life
Rude boy, it is a pity
I say, it is a pity, you already have yuh wife
And me have a one man inna mi life
Rude boy, it is a pity

I woulda like one of these mornings to wake up and find
Your face on a pillow lying right next to mine
I woulda cut out the partying and the smoking and the rum
And buss a extra wine and make we seal up a son

Well, every time mi fantasize, me see your lips, me see your eyes
Your trigger finger do something a lef the rude girl hypnotized
For you it's just a thing, just another little fling
But for me this is Heaven and the angel them a sing

It's a pity, you already have a wife
And me done have a man inna mi life
Rude boy, it's such a pity, yo

I say, it is such a pity, you already have yuh wife
And me have a one man inna mi life
Rude boy, it is a pity


Demasiado argot para entenderlo bien, la melodía y el ritmo no eran de su estilo, pero leyó la letra muchas veces. 

¿Cómo lo sabía? ¿Cómo había podido saberlo si jamás habían hablado? Bueno, pensó, no había que ser muy listo para saber qué tipo de vidas tenían los asiduos al Glasgow. Dios los cría y ellos se juntan.

Al día siguiente, él volvió a elegir a Rod Stewart y, cuando ella levantó la vista, se atrevió a mover el vaso de brandy y sonreír en señal de saludo y entendimiento. Ella le devolvió el gesto con el vasito de licor. 

Fue suficiente para que se entendieran. Nunca llegaron a hablarse ni falta que les hizo, pero siguieron acudiendo cada tarde al Glasgow para soñar con lo imposible durante muchos años.






10/11/17

LATAM 2017




La semana próxima, concretamente del 14 al 16 de noviembre se celebra en Buenos Aires el congreso LATAM 2017. Entre las diversas ponencias que se impartirán durante el evento caben destacar The key takeaways from 'El País' digital transformation ofrecida por Noemí Ramírez, Lessons from the The New York Times for Latin American news media, por Ismael Nafría y Journalism in the era of visual story-telling por Mario García.

La página de LATAM en este enlace.


9/11/17

The Inspection Chamber




Hace poco más de un año comenzaron a promocionarse en el mercado los "altavoces inteligentes", de la mano de Amazon con su Echo. Son altavoces/micrófonos computerizados que permiten interacción y originalmente estaban pensados para controlar dispositivos domóticos. Por ejemplo, podríamos "hablar" al dispositivo diciéndole que encienda la lavadora, el sistema sería capaz de decodificar la orden y ejecutaría la acción, devolviéndonos algún mensaje. Un asistente personal controlado por la voz. Desde entonces, han proliferado aunque son caros y tienen muchas limitaciones.

Ahora, la BBC propone utilizar uno de estos aparatos para contar historias interactivas. Para ello, el altavoz inteligente comienza contándonos el inicio de una historia, preguntándonos cosas y fomentando que hablemos con él (vía el micrófono). En vez de plantear una historia en el que cada cierto tiempo se pida al usuario que elija una opción (lo que siempre resulta disruptivo), el programa nos pregunta cosas (es decir, el supuesto personaje nos pregunta cosas) continuamente sin consecuencias aparentes, aunque estas respuestas se pueden almacenar para que, más adelante, cuando ya nos hemos olvidado de ellas, la historia discurra por un camino u otro. El "diálogo" es así más natural y constante.

La historia recién lanzada es The Inspection Chamber , una trama de ciencia ficción en la que el usuario es informado de que, aunque no se percate, está siendo retenido para ciertas investigaciones y experimentos galácticos. Los supuestos funcionarios estelares le acucian a uno para que responda porque tienen que completar sus trabajos.  

El sistema usa IA para procesar los diálogos e intentar comprender nuestras respuestas.

La primera entrega de The Inspection Chamber dura unos 20 minutos.

Más información en este enlace.